Barrios Tradicionales: Güemes, cuna del tango

Si bien nadie sabe a ciencia cierta el cómo y cuándo nació el tango, claro está que se trata de una mezcla de códigos cerrados, lenguaje peculiar y cuerpos entrelazados que maduró a orillas del Riachuelo de Buenos Aires, en bolichones para carreros y conventillos del sur.

En Córdoba la fórmula se repitió como un calco; un barrio del sur, a orillas de La Cañada y rodeado de conventillos, asomaron, a comienzos del siglo XX, esos piringundines donde compadritos, cantores y bebedores se amanecían cantando y bailando al ritmo del 2 x 4.

El antiguo Pueblo Nuevo, luego Güemes y aledaños como El Abrojal fueron el escenario perfecto para que ésta expresión artística desbordara de personajes que aun se recuerdan, como El Cabeza Colorada, famoso no solo por sus dotes de cantor sino por su entrañable amistad con Carlos Gardel. Cuenta la historia que cada vez que el Zorzal Criollo tenía presentaciones en Córdoba, ni bien finalizaban corría a la actual esquina de Bolivar y Achaval Rodríguez para encontrarse a guitarrear con su amigo.

Hoy, para que el tango no se escape de Güemes, existen y sobreviven varias propuestas novedosas donde la gente amante del género puede sumarse a bailar, escuchar o ver. Se destaca Tsunami Tango que, desde hace más diez años, ofrece pista, shows y música o bien el tango independiente de Córdoba.

Deja un comentario

*