Marta Minujin cedió al Museo Caraffa la mundialmente reconocida “Galería Blanda”

En la sala 5 del Museo Emilio Caraffa (MEC) se encuentra exhibida la famosa “Galería Blanda”, una intervención creada en la década 60 y que ha recorrido medio mundo hasta recalar en el luminoso establecimiento de la Avenida Poeta Lugones.

Vestida con colores estridentes y sus clásicos anteojos espejados, la artista llegó al Museo para firmar el convenio de cesión junto a Nora Bedano, presidenta de la Agencia Córdoba Cultura, Jorge Torres director del MEC y autoridades locales. Marta Minujín declaró sentirse “re feliz” de que el MEC cuente de ahora en más con una de sus creaciones, segura de que “vendrá gente del extranjero a este lugar para ver la ‘Galería Blanda’”.

La artista define su obra como “absolutamente contemporánea” y recuerda que “estuvo en muchos museos del mundo, el Museo Moca de Los Angeles, el Moma de New York, y Genera l Foundation de Viena”. Posteriormente tuvo en nuestro país: pasó por Malba y Mar del Plata. Durante años, lo habitual era desarmar la estructura y donar los colchones a hospitales o a otro tipo de instituciones que los necesitaran. Pero el comienzo de todo hay que buscarlo en los 60.

“La primera galería blanda que hice fue con colchones de un hotel abandonado en Washington”. Al parecer, lo primero que se planteó fue por qué había que mirar las obras de arte en un espacio duro, rígido y austero. En contraposición, se dijo que “si uno las miraba como algo blando, y se acostaba, cambiaba de punto de vista”.

 “En toda mi vida, lo que más me interesó fue cambiarle el punto de vista a la gente y que sepan que las cosas que miran no son de una sola manera, sino que pueden ser de varias”. 

La obra: La artista la considera “especialmente linda porque es naranja, con una idea de Tarjeta Naranja de aquí de Córdoba. Yo la traje y se me ocurrió plotear mi cuadro que se llama Mandela, en colores naranja, amarillo y azul”. Aclara también, que “los colchones han sido hechos uno por uno”, y que ha empleado sogas flúo, “que son los colores que se usan ahora”.

La titular de la Agencia Córdoba Cultura, Nora Bedano invitó a los cordobeses a visitar las siete muestras que se habilitaron recientemente en el Museo Emilio Caraffa y reveló que se hizo una importante inversión para “acercar a los artistas y su producción al pueblo” y que vale la pena que todo el mundo pueda disfrutarlos.“Estamos dándole apertura a una gran cantidad de muestras, una idea maravillosa que tuvo el director el año pasado cuando preparó la planificación de 2018, que incluye desde Marta Minujín hasta Deodoro Roca, que este año es protagonista por los 100 años de la Reforma y que entre 1916 y 1919 fue director de este museo”.

Jorge Torres, el director del MEC, fue el encargado de agradecer la contribución de Marta Minujín y puntualizó que, más allá de la generosidad por la donación, le estaba reconocido “por todo lo que ha aportado al arte contemporáneo con una mirada diferente. 

Al dar cuenta de la apertura de la muestra, Torres ponderó un momento especialmente creativo del arte nacional. “Celebro ese espíritu de los años 60 bien vigente, esa ruptura de la década del 60. Me alegra que esta obra la puedan disfrutar no un público sino los públicos; artistas con trayectoria, artistas nuevos y en este espacio, concebido para formar espectadores calificados. Me encanta ver la cantidad de jóvenes que se han apropiado del Museo Caraffa”, finalizó el director del MEC.

Mas propuestas del MEC AQUI

Sobre el autor

Deja un comentario

*